Curiosidades sobre las patatas

¿Existe la tortilla de patatas perfecta?

Seguimos a la búsqueda de chefs que escogen como protagonista a las patatas para realizar su plato perfecto, y para ello hoy traspasamos la frontera nacional para buscar por las cocinas más perfeccionistas. El chef estadounidense John Gordon muestra a sus alumnos como hacer la tortilla de patatas perfecta. ¿Cómo? Con tan solo 5 ingredientes: patatas, cebolla, huevos, aceite de oliva y sal. Todo buen cocinero considera que su tortilla de patatas es la mejor, pero los comensales son los que realmente eligen.

Amante de la comida española, este chef enseña a sus jóvenes aprendices a realizar una tortilla española perfecta. Considerando la importancia de la calidad en los ingredientes más básicos que la componen, como las patatas y los huevos.

Para elaborarla solo hay que seguir estos deliciosos pasos:

Primero, pelamos y cortamos las patatas en forma de dados, sin necesidad de que sea uniforme.
A continuación, se pela y corta la cebolla. El corte ideal sería dividiéndola por la mitad y cortándola en juliana.

Se dispone una buena sartén con abundante aceite y se echan las patatas y la cebolla. ¿Cómo sabemos si el aceite está lo suficientemente caliente sin que llegue a humear? Gordon recomienda echar un ajo sin pelar, en el momento que esté ‘bailando’ se deben echar las patatas. Nos interesa que esté bien caliente para que la patata quede frita, y no cocida, ya que es propio de muchas tortillas tradicionales dejarla más cocida que frita.

Batimos bien los huevos y añadimos un poco de sal a la mezcla. Y retiramos las patatas y cebolla en una fuente con papel absorbente, también salamos al gusto.

Mezclamos los huevos batidos con las patatas y la cebolla. Aquí, añade Gordon, es fundamental que el huevo cubra toda la patata en el bol y remover unos segundos.

Vertemos la mezcla con cuidado en la sartén con poco aceite – que la sartén sea antiadherente es fundamental-, y dejamos que se vaya cuajando 3-4 minutos por cada lado. Para darle la vuelta solo necesitamos una mano fuerte y un plato, y luego volver a verterla con cuidado. Finalmente le damos un poco de forma con la espátula, despegamos los bordes y servimos.

Ni es complicado, ni quizás sea tú tortilla perfecta, ya que todos tenemos esa receta de nuestra abuela que consideramos ideal y riquísima, pero es una manera de realizarla y que quede realmente deliciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *